La Vida de un Productor

Todos los que amamos la TV, la imagen en movimiento o cualquier tipo de arte visual, creativa, diferente, sabrá a que me refiero cuando se menciona la frase por amor al arte, o por compromiso con el resultado, el resultado es nuestro nombre y marca personal, es lo que nos hace orgullosos de algo que nadie más sabe que existe, pero que muchos piensan que no tiene un valor real, ya sea monetario, artistico y justo. Son habilidades como la de cualquier otra profesión, creamos historias, le damos color, sabor y materializamos  los sueños de las personas, hacemos reir, llorar, sufrir, odiar y amar, todo por separado y al mismo tiempo. No es fácil, millones de personas pueden ver tu trabajo y anonimamente leer cada una de las criticas y sugerencias, escuchar como una viejita en la fila del super te destruye o te elogia por alguna producción que vio en algun lugar, ver niños imitar a algun personaje creado por ti, y hasta aprender algo nuevo y aplicarlo en sus vidas para bien o para mal. Son cosas con valor, cosas interesantes y que pocos entendemos y muchos intentan entender. Llorar al ver como Pikachu trata de revivir a Ash en Pokemón 1, pedir silencio en el cine mientras intentas disfrutar la intro de una peli o ver el último trailer de Batman the Dark Knight Rises y olvidarte del mundo, pequeñas cosas que nos hacen felices a los amantes de la imagen, no por trabajo, ni por pasión (la gente mata por pasión), sino por felicidad. La vida de un productor no es fácil, pero es demasiado divertida cuando se esta en ella.
Bless.

image

image